Servidores públicos rechazan aumento salarial

By 20 junio, 2019Editorial, Noticias

Durante la semana pasada, los titulares de la Secretaría Hacienda, Carlos Urzúa, y de la Secretaría del Trabajo, María Luisa Alcalde, anunciaban un aumento salarial entre el 1 y el 3% para los servidores públicos.

Las reacciones no se hicieron esperar, y varios sectores parecieron sorprendidos por la noticia, que pareciera ir contra la política de austeridad tan promovida por AMLO durante su campaña rumbo a la presidencia.

Aumento salarial: ¡no!

A unos cuantos días de que esta medida fuera anunciada, la Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) anunció que su rechazo al aumento salarial por considerarlo ‘inaceptable y unilateral’.

Pese a que el alza a los sueldos de las personas que trabajan en la administración federal fue uno de los compromisos hechos por López Obrador, los servidores públicos consideran que esta medida no beneficia a todos de manera igual.

El pasado 14 de junio, cuando Carlos Urzúa dio la noticia sobre el aumento salarial, señalaba que este aplicaría para los trabajadores del gobierno que estuvieran percibiendo menos de 200 mil pesos anuales libres de impuestos, sin embargo, el incremento no sería igual para todos.

De acuerdo con el titular de Hacienda, los servidores públicos que ganaban hasta 100 mil pesos serán los que reciban un incremento del 3%, quienes percibían entre los 100 y 150 mil pesos tendrán el aumento salarial del 2%, mientras que los trabajadores que alcanzaban los 200 mil, sólo serían acreedores al 1% extra.

Aumentos vs recortes

Ahora bien, cabe señalar que el alza que se propuso es totalmente independiente a la adición que se tenía contemplada por la línea de inflación del 3.35%, lo que salta a la vista, ya que, ¿cómo es posible que exista presupuesto para aumentar los salarios aún más a servidores públicos, mientras que sectores como educación y salud están sufriendo cortes de dinero?

De acuerdo con Urzúa, el dinero que será destinado para subir los salarios de los trabajadores del estado saldrá de ‘una especie de guardadito’ que se tenía dentro del rubro del Presupuesto de Egresos de la Federación, el cual consta de 3 mil 500 millones de pesos.

 

Tras rechazar la propuesta de Hacienda, Joel Ayala, titular de la FSTSE, exigió el establecimiento de una mesa de trabajo en la que representantes de la federación y de Hacienda puedan plantear sus propuestas y así llegar a un acuerdo.

Sin embargo, la interrogante que queda sobre la mesa versa con respecto a los diferentes rubros en los cuales sí se puede contar con un presupuesto holgado que permita un aumento de salarios mientras que otros temas como salud y educación están viendo reducidos sus presupuestos operativos.