Reforma educativa, la batalla que se acerca

By 7 marzo, 2019Editorial
Reforma Educativa

Uno de los cambios emblemáticos que se dieron el sexenio recientemente concluido fue el de la Reforma Educativa que pudo concretarse después de una serie de análisis, acuerdos entre todas las partes involucradas en esta materia y el objetivo claro de dar pasos firmes en la formación académica de las nuevas generaciones.

Si bien es cierto que este rubro siempre debe estar en constante mejora, también lo es que durante mucho tiempo no se había logrado un gran consenso para avanzar en la misma dirección y anteponiendo el interés superior de la infancia y la juventud a cualquier ideología, así como a cualquier interés político o de grupo.

Pero poco duró el gusto y a la llegada del nuevo gobierno morenista las cosas están por cambiar. Hoy está en la antesala una contrarreforma que contiene cambios sustanciales a la novel y efímera reforma educativa que apenas alcanzó a arrancar.

El estruendo de los tambores de guerra ya se comenzó a escuchar en las Cámara de Diputados, en el que han participado activamente representantes tanto de organismos públicos y privados involucrados en este tema, y a pesar de que todos coinciden en que la educación es fundamental para el presente y futuro del país, no todos comparten muchas de las formas para medir la calidad de los educadores y educandos como había quedado establecido, por lo que este asunto sigue en comisiones en la Cámara de Diputados.

La evaluación de los profesores que se había establecido estuviera a cargo de un órgano autónomo, el Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), que buscaba equidad y transparencia es la principal traba que ponen los legisladores de Morena, pues quieren que esta labor sea realizada por un organismo dentro de la Secretaría de Educación Pública (SEP) que solo cuenta con autonomía técnica.

 

Desconcierto entre la Sociedad Civil

La educación debe ser concebida como un bien superior de la Nación que no debe estar supeditada a intereses ideológicos, políticos ni de grupos.

El hoy secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, se ha mostrado confiado en que la nueva Reforma Educativa estará lista en abril próximo y que los programas de evaluación magisterial del INEE continúen.

Sin embargo, en San Lázaro se sigue discutiendo los criterios de evaluación docente, sus alcances por entidad, la desaparición del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y su sustitución por un nuevo órgano independiente.

No hay claridad en la nueva Reforma Educativa, la moneda sigue en el aire.