Recortes en el sector salud: impacto social y reacciones

By 31 mayo, 2019Editorial, Noticias

Se cumple ya medio año del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, y varias de las acciones tomadas por la nueva administración se han colocado en el centro de la crítica.

Además de la cancelación del NAIM y el proyecto del Tren Maya, los recortes en el sector salud han causado que el ejecutivo sea objetivo de múltiples críticas por parte de la sociedad.

Impacto de los recortes en el sector salud

Tras anunciarse que Hacienda retendría más de 2 mil 300 millones de pesos destinados a cuidar y conservar la integridad de los mexicanos, Germán Martínez Cázares, anunciaba su renuncia como director del IMSS.

Dicho acto fue tomado como una declaración por diversas facciones políticas, quienes consideran que esto es un reflejo de que las medidas impuestas por el nuevo gobierno no complacen a trabajadores y directivos en hospitales e institutos.

Después de este anuncio, al menos 11 directores de instituciones federales se pronunciaron contra los recortes en el sector salud y solicitaron una reunión con el presidente y con Hacienda para negociar el presupuesto asignado.

La otra versión

Por su parte, AMLO afirmó que no existen despidos masivos de personal debido al recorte del presupuesto, sino que, dentro de su política de austeridad, son los ‘privilegiados’ quienes serán los afectados.

Además, agregó que, si existiera algún problema con el abasto de medicamentos o equipo, esto se resolvería de inmediato, ya que “hay presupuesto”. “Para la salud del pueblo, para la educación, no hay límite”, afirmó Andrés Manuel.

Pese a estas declaraciones, parte de la opinión pública piensa que las acciones no están correspondiendo con sus palabras. Julio Frenk Mora, ex secretario de salud, opina que la visión del presidente en cuanto a combatir la corrupción en el sistema y querer imitar los sistemas salubres de Canadá, Noruega o Dinamarca, es la adecuada, pero sus actos parecieran ir en sentido opuesto.

 

No cabe duda de que los rectores en el sector salud han colocado al presidente López Obrador en un terreno complicado, ya que, de no justificar adecuadamente estas acciones y probar que los servicios de hospitales, institutos y trabajadores funcionarán mejor, ciertamente se podría hablar de uno de los peores errores de su administración.