Aranceles a México, la realidad

By 7 junio, 2019Editorial, Noticias

El flujo migratorio que actualmente existe de México hacia los Estados Unidos provocó que el pasado jueves 31 de mayo, Donald Trump anunciara un nuevo gravamen de los aranceles a México en todos los productos que nuestro país exporta la nación norteamericana.

La medida causó que Andrés Manuel López Obrador respondiera mediante una carta dirigida a su símil, en la cual externaba la necesidad de dialogar y buscar alternativas para solucionar el problema de los migrantes, sin la necesidad de recurrir a esta clase de represalias comerciales.

Aranceles a México: un acercamiento

Tras la declaración del presidente Trump, la Casa Blanca aclaró que el impuesto a los productos que importa Estados Unidos subiría un 5%, y que, en caso de que las autoridades mexicanas no comenzaran a ‘hacer más’ para dar solución al tema migratorio, este iría aumentado gradualmente cada mes hasta llegar al 35%.

Será a partir del 10 de junio cuando los aranceles a México entren en vigor y sólo se detendrá hasta que el flujo de indocumentados de nuestro país hacia Estados Unidos se arregle.

Después de este anuncio, el titular de la Secretaria de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, viajó a Washington D.C. con el fin de reunirse con una comisión de Trump y así, renegociar el tema de los impuestos.

Alertas comerciales

Aunque para algunas personas un 5% de aumento en los aranceles a México no podría significar un aumento considerable, la realidad es que de aplicarse el gravamen y aumentar mes con mes, significaría un proceso de gran desestabilidad en la economía nacional.

De hecho, las mismas autoridades de nuestro país han admitido que esta medida pondría en riesgo la estabilidad financiera del país. Jesús Seade, subsecretario de México para América del Norte, declaró que un escenario donde los impuestos al comercio subieran, sería ‘desastroso’.

Pese a la presencia del canciller Marcelo Ebrard en tierras norteamericanas, Donald Trump ha confirmado que lo más probable es que la medida arranque y se mantenga vigente mientras ambas delegaciones intentan llegar a un acuerdo.

Sin embargo, algunas fracciones del senado en Estados Unidos han advertido al presidente de que aplicar los aranceles a México perjudicaría a ambos estados, además de que podrían emitir un voto para cancelar esta medida.

 

A escasos días de que los impuestos comerciales entren en vigor, existe un ambiente de nerviosismo e incertidumbre, ya que, según aproximaciones de expertos, si el gravamen llegará a 10%, existiría recesión económica en el país.

Sin duda este es un tema del cual tendremos que seguir muy atentos y, sobre todo, preparados para cualquier escenario que se pudiera presentar, ya que a pesar de que la delegación mexicana se encuentra ya platicando una posible solución, esto no garantiza que se llegará a un acuerdo.