Cinco posibles nuevas alcaldías para la CDMX

By 15 abril, 2019Editorial, Noticias
alcaldías para la CDMX

La complejidad social que encierra la Ciudad de México, aunada a la concentración poblacional en zonas muy específicas de la capital, ha generado todo un debate (que por cierto no es reciente) respecto a la pertinencia de dividir algunas de las otras delegaciones, y crear nuevas alcaldías para la CDMX.

El tema comenzó a cobrar relevancia a raíz de la reforma política que dotó de Constitución propia a la Ciudad de México y la integró como una entidad federativa.

Ahora el Congreso local ha planteado formalmente analizar la posibilidad de crear cinco nuevas alcaldías para la CDMX, dividiendo en tres partes Iztacalco, y en dos respectivamente las alcaldías de Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón. Al respecto, una breve revisión de las cifras relacionadas con estas alcaldías justifica completamente el análisis parlamentario.

De acuerdo con el Inegi, en 2015, solamente estas tres demarcaciones concentran a más de 3.7 millones de habitantes, de los 8.9 millones que tiene en total la Ciudad de México. Es decir, más del 40% de la población capitalina habita estas tres alcaldías.

Tomando en cuenta que para el ciudadano de a pie la autoridad más cercana para atender sus requerimientos en materia de seguridad, vía pública, diversos servicios tanto educativos como deportivos, servicios públicos, por mencionar algunos, es el alcalde; es importante que la autoridad inmediata tenga la cercanía suficiente con la población, esa es su principal obligación.

Además es importante señalar que la propia Constitución de la Ciudad de México en su artículo 22 transitorio indica que tras el proceso electoral de 2018 el Congreso local a través de su Comisión de Alcaldías y Límites Territoriales debe iniciar el análisis referente a la división territorial de las demarcaciones.

Si bien la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, ha externado sus dudas respecto a una nueva reestructura en estas tres alcaldías para la CDMX aduciendo el crecimiento burocrático que esto implicaría, el tema no debe desecharse a la ligera y merece un tratamiento y análisis mucho más serio y profundo.

Es cierto que el crecimiento burocrático puede ser un serio problema y más ante el reclamo ciudadano justificado de la inoperancia y foco de corrupción generado por un mal planteamiento en el engrosamiento de los trabajadores al servicio de estado; pero también es innegable la incapacidad real para atender con la estructura actual de Iztapalapa, Gustavo A. Madero y Álvaro Obregón los requerimientos ciudadanos.

El Congreso de la Ciudad de México ha anunciado dos foros para discutir el tema que se realizarán el 29 de abril  y 3 de mayo próximos. Dicho foro deberá reflejar un profundo estudio que satisfaga los criterios de extensión y delimitación establecidos, así como una consulta seria del sentir de los habitantes de dichas demarcaciones.

Estamos ante una oportunidad única de revitalizar la interacción entre las autoridades públicas desde las Alcaldías y la comunidad que habita la Ciudad de México. Oportunidad que no debe perderse. Uno de los grandes pendientes sociales es construir un círculo virtuoso y productivo entre sociedad y gobierno. Un gobierno eficaz y cercano, que con transparencia ejerza los recursos públicos y atienda los requerimientos de los vecinos.

Por supuesto que el tema es complejo y con múltiples aristas que no deben ignorarse, pero el planteamiento ya está en la mesa y es el momento de tomar las decisiones adecuadas para una Ciudad de México más funcional.